Sonidos del mundo

Carlos LedermannKrishna Sambandha - Krishna SambandhaLa Minga - Música itineranteFrancisco García Sánchez - Flamenco de mi tierraOrixangó – Raíz

 

Flamenco, Balcanes, India y conexiones

El principal exponente de la guitarra flamenca en Chile, Carlos Ledermann, lanzó en 2015 su noveno disco, De tiempo en tiempo, el primero desde Gotas de anís (2010): rumba, sevillanas, bulerías, soleá, alegrías, tangos y un tributo a Paco de Lucía configuran en ese repertorio un acercamiento grupal al flamenco, con timbres de piano, bajo eléctrico, batería y voz. En la misma corriente se inscribe el primer disco del también guitarrista Francisco García Sánchez, Flamenco de mi tierra, discípulo por lo demás de Ledermann.

El sello Mundovivo, dedicado a músicas regionales del mundo, lanzó Raíz, el nuevo disco de Orixangó, compañía de ritmos y danzas africanas que fusiona además elementos tradicionales de Australia y América Latina. En paralelo el circuito de la música balcánica fue nutrido por nuevos discos de La Minga (Música itinerante), el dúo dúo callejero de violín y acordeón Pájaros Kiltros (Callejero) y los sonidos húngaros, rumanos, búlgaros, gitanos y klezmer de Sinestetrío (Sinestetrío).

Coordenadas propias muestra el EP debut del trío trinacional Deruts (Deruts) formado por la austriaca Magdalena Rust (voz y violonchelo), la francesa Lolita Ponce (voz y violín) y el chileno Diego Ormazábal (percusión); así como Bordelestino, también trío, pero binacional, que integran la francesa Lolita Ponce (voz y violín) y los chilenos David Santis (voz y acordeón) y Javier Valdebenito (voz, bajo y contrabajo), estrenó en Trazos una mayoría de composiciones propias en compases de tangos, valses y canciones gitanas y tradicionales europeas.

En otra localización geográfica y sonora, el músico y terapeuta Tomás Mir Agu, activo bajo el nombre de Sonido Interior, presentó el registro instrumental Siete mentes con sonidos de sitar y udu, y la agrupación Krishna Sambandha dispuso su repertorio de influencia india en su primer disco, Krishna Sambandha, con instrumentos de teclados como armonio, de cuerda como sitar, santoor, subahar y moorsing y de percusión como tabla, mrdanga, gatam, pakhawaj y kartalas en un despliegue colectivo de siete integrantes.